El registro audiovisual es uno de los grandes aliados para asegurar los bienes. Cámaras escondidas, inalámbricas para evitar sus cortes requieren de asesoría especializada para su instalación y recomendación de sistemas adecuados para cumplir su función. No es un trabajo para cualquiera.

Los sitios dedicados a las naves logísticas para la producción de bienes están por lo regular en sitios establecidos por las autoridades gubernamentales. Hay estrictas normas para el establecimiento de estas zonas conocidas como polígonos industriales que por lo regular se encuentran alejadas de la zona urbana. El impacto al ambiente que estas producen es muy importante, como también lo es los bienes que allí se producen. Los profesionales encargados de hacer los estudios hacen las recomendaciones a los ayuntamientos y por medio de edictos que se producen en los parlamentos se busca mantener un equilibrio entre las dos necesidades, por un lado cuidar los recursos naturales que mantienen la vida y por otro impulsar el desarrollo económico que permita un mayor bienestar a las poblaciones.

Esto significa que estos espacios dedicados a la producción deben contar con vías de acceso, servicios como electricidad adecuada para mover esas fábricas, agua y por supuesto seguridad. Esta última es la que determina en gran medida la vida de estos polígonos, sin seguridad llevar adelante trabajos que requieren de tanta inversión es inviable. Esta debe darse en materia de seguridad interna por un lado, que se refiere al respeto de las normas de seguridad industrial y es por eso que deben contar con permisos de organismos especializados como ingeniería en los ayuntamientos, que garanticen que los materiales usados hayan sido los adecuados, servicios de bomberos, que garanticen el adecuado uso de señales de salidas de emergencias, lugares peligrosos, la existencia de mecanismos para atender situaciones de incendio, etc.

Los procesos de producción también requieren de la debida supervisión y deben adaptarse a lo exigido por las autoridades, para poder velar por la seguridad de quienes hacen vida dentro de las instalaciones.

hoyo en una nave industrial

El otro aspecto es la seguridad que tiene que ver con los amigos de lo ajeno, dada su ubicación muestran cierta debilidad en este sentido por lo que es estratégico tener en las naves mecanismos de registro audiovisual de las actividades, que pueden ser usados para el control de los procesos internos; pero que son fundamentales para ayudar a evitar los robos.

La videovigilancia ha demostrado ser un disuasivo excelente en la lucha contra robos, el terror que tienen los pillos a ser registrados en vídeo es una de las cosas que hace que se lo piensen dos veces antes de actuar. Para estos lugares no se trata de colocar unas cuantas cámaras, porque generalmente los ladrones en estas áreas son profesionales, quiero decir, que tienen el conocimiento de cómo cortar electricidad, neutralizar las cámaras y reducir incluso a la vigilancia activa (vigilantes privados). Hay que considerar que las cosas que hay en este tipo de edificaciones son de gran valor y la logística para extraer equipos u otras cosas no es algo que cualquier ladronzuelo pueda hacer.

hombres haciendo negocios

Es importante recurrir a especialistas en el montaje de estos dispositivos y sistemas de vigilancia para que los objetivos de seguridad sean mejores, de otro modo la garantía de logarlo es muy baja, la otra cosa es que no se recomienda solo la vigilancia pasiva, como las cámaras de video; sino que hay que combinarlas con vigilancia activa para minimizar riesgos, los costos bien valdrán la pena. Los equipos que se tienen en esos recintos suelen ser de enorme valor.

 

Los titulares de los principales diarios de España, reflejan el nivel de ocurrencia de estos hechos delictivos. Son muchas las provincias españolas las que han sido afectadas por bandas organizadas que se dedican al robo en los polígonos industriales, entre las filas de los delincuentes que afectan de gran manera la actividad empresarial, se encuentran especialistas en cada una de las áreas como informática, cámaras de seguridad, electricidad, de manera que son una especie de equipo comando, cada uno experto en lo suyo, trabajando como equipo para robar en donde la noche sigue siendo uno de sus grandes aliadas.