La inseguridad ciudadana en particular, tiene efectos muy negativos y es uno de los principales enemigos del turismo.

La falta de seguridad es un elemento que produce miedo; a los ciudadanos, a los empresarios, a los inversionistas, a los turistas… Es uno de los males sociales más perjudiciales que existen, puede destruir la economía de una ciudad o de un país.

¿Visitarías un lugar en donde te puedan robar?

Por muy atractivo que sea el lugar, por muy famoso, por muchas ganas que tengas de conocerlo o de ir, el saber que existe un importante porcentaje de personas que son objeto de robo y lesiones en algún destino, le quita el ánimo de ir a cualquier persona.

Barcelona, España, está siendo golpeada por este flagelo social y autoridades del gremio hotelero hacen un llamado a las municipalidad para que dediquen más recursos para luchar contra el.

Agosto de 2018 ha presentado estadísticas muy desalentadoras. Se muestra una caída del 20% de turistas producto de la inseguridad.

Hay una especie de estimulación a la llamada turismofobia en este destino. Diarios de gran trayectoria como The Guardian, en Estados Unidos, hablan de cómo están matando el turismo en Barcelona. Además, países como Reino unido, Canadá, Nueva Zelanda y Alemania, hacen recomendaciones a sus ciudadanos sobre los peligros que existen al viajar a este destino.

¿Qué están haciendo los hoteleros en España?

imagen de camara de seguridad

Aparte del llamado a las autoridades a actuar, se están apoyando en la videovigilancia, usando para ello los más avanzados sistemas de tecnología en el área para minimizar el impacto de la falta de seguridad dentro de las instalaciones de los hoteles y en las propias habitaciones.

¿Y qué pasa con la privacidad?

La discreción es un aspecto muy importante y el sector hotelero usa tecnología que ayuda al mantenimiento de la privacidad; pero que al mismo tiempo, evita resultados tan indeseables como el de un robo en el propio hotel en donde te hospedas.

Los propios establecimientos también son objeto de los robos de su mobiliario y los hoteles en Barcelona hacen importantes inversiones para cuidar el patrimonio propio, además del patrimonio de quienes deciden hospedarse en sus hoteles.

¿Qué es lo que más roban?

camara de seguridad

Las denuncias van desde móviles, portátiles, tablets, maletas, etc. Algunos de los métodos usados son el hacerse pasar por huéspedes del hotel y cometer sus fechorías.

Gracias al uso de videovigilancia de alta tecnología y trabajos de inteligencia de los organismos policiales a cargo de estos asuntos, se ha logrado atrapar a varias bandas organizadas que se dedicaban a este tipo de delitos.

Son varios los sistemas y niveles de seguridad a la que han tenido que acudir los dueños de hoteles para lidiar con este problema, que se ha hecho cada vez más molesto para los visitantes y que pone en peligro su negocio. Si a eso se le suma una situación de inseguridad en las afueras de los hoteles, el problema cobra mayor fuerza y es una preocupación que ocupa a empresarios, al ayuntamiento y a los negocios que viven de la actividad turística, que por consiguiente, también ven una importante merma en sus ventas producto de la delicada situación.

Los hoteleros hacen su parte y el gobierno local debe adoptar medidas que resuelvan el problema que atenta contra la principal fuente de ingresos de la región.