Realizarse una operación no es una decisión fácil, ya que existen muchos riesgos que deben evaluarse.

A gran parte de las personas les causa temor la idea de someterse a alguna operación, por supuesto todos aceptan esto cuando es la última alternativa que tienen ya que la salud va primero, es por ello que la medicina se ha enfocado en buscar maneras de realizar las intervenciones de una forma menos traumática para los pacientes y para el cuerpo, facilitando la recuperación realizando intervenciones mediante cortes muy pequeños. Con el uso de la cirugía laparoscópica ha ido en aumento el numero de intervenciones exitosas y disminuye el tiempo que debe permanecer el paciente en cama.

Esto es un factor muy importante a tener en cuenta y que muchas veces es la causa principal de posponer las operaciones, se debe disponer de un periodo de descanso el cual por ejemplo con los niños o el trabajo no es fácil llevar a cabo por lo cual necesita de una planificación amplia. El tiempo de recuperación varía mucho de acuerdo a cada operación y por supuesto cada organismo es diferente por lo cual algunas personas pueden recuperarse más rápido que otras.

recortando tallas

Gran parte de las intervenciones se realizan por problemas reales de salud, ya sean como la obesidad, apendicitis o por problemas cardiacos, es por ello que en este ámbito se han orientado a perfeccionar los métodos para tratar estos problemas. Es el caso del Método Apollo el cual consiste en una intervención endoscópica, no requiere de cirugía y se realiza por vía oral, esto permite una recuperación más rápida y es una intervención menos invasiva.

Su uso suele ser muy conocido en países tales como España, ya que se puede realizar en diversos sitios como en el Instituto Medico Europeo para la Obesidad el cual es líder en la realización de esta intervención, haciendo muchas de ellas al año y logrando de esta forma algunas mejoras como la técnica de sutura, por lo cual médicos de diversos países como USA o Australia acuden a esta sede a realizar cursos de capacitación para poder realizar esta intervención en sus países de origen.

sala de operaciones

 

Ya que esta intervención es tan rápida el paciente suele ser dado de alta en un lapso de 24 a 48 horas por lo cual en este punto entra otra fase del abordaje de la obesidad, ya el paciente se llena con menor cantidad de comida debido a las suturas dentro de su estomago pero si no cambia sus hábitos alimenticios y practica deporte esto no servirá de nada, es por ello que algunas instituciones ofrecen un equipo multidisciplinario.

Quizás muchas personas expresen que no tienen tiempo por su agitado estilo de vida de ir al nutricionista o al psicólogo una vez por semana, es por ello que estos profesionales ofrecen la opción de consulta mediante videollamadas, facilitándole así la atención a los pacientes, en el caso que necesiten una interconsulta, pueden realizar una videoconferencia con dos especialista y el paciente para hacer una abordaje más rápido y completo.